Los efectos secundarios leves incluyen heces grasosas y evacuaciones intestinales rápidas. Las heces grasosas son prueba de que parte de la grasa que usted consume pasa a través de su cuerpo. Los efectos secundarios moderados de esta cápsula reductora incluyen dolor de cabeza, síntomas similares a los de la gripe y problemas con los dientes y las encías. Los riesgos serios son la sangre en la orina y el vómito, pero siguen siendo muy raros con esta píldora para perder peso.

Todo el mundo necesita ingerir suficientes calorías para que sus cuerpos funcionen bien. Cualquier dieta que implique ingerir diariamente una cantidad de calorías inferior a la necesaria puede ser peligrosa. Las dietas extremas bajas en grasas también pueden ser nocivas para ti. Todo el mundo necesita ingerir cierta cantidad de grasa a través de la dieta; por eso, nadie debe seguir una dieta completamente exenta de grasas. Aproximadamente el 30% de las calorías totales deben proceder de las grasas.
Para almorzar, mejor tomar poca carne y preferentemente de pollo o pavo, jamón, pescado y alternar días con ensaladas de primer plato y legumbres de segundo plato y de postre siempre fruta fresca. Lo de hacer cinco comidas al día, está por ver porque no pasa nada por no merendar. Y por la noche para cenar, lo ideal es tomar una ensalada, una tortilla, una empanada de pescado, unos calamares a la romana, unas croquetas... siempre un plato y una pieza de fruta pero siempre frugal. Lo principal es estar delgado. Si mides 1,60 tu peso ideal es 56. Puedes cambiar, la composición de tu dieta porque nunca es tarde a la hora de adelgazar y los beneficios son muy grandes.
No exceda las dosis recomendadas. Mujeres embarazadas o que estén lactando, niños menores de 18 años, y personas con una condición médica conocida deben consultar a un médico antes de usar este o cualquier suplemento dietético. Mantener fuera del alcance de niños. No usar si le falta el sello de seguridad o está dañado. Almacenar a temperatura ambiente.
Y es que el cuerpo tiende a perder masa muscular. Es por eso que es fundamental que hagas más entrenamientos de fuerza y menos de cardio. Es decir: más músculo y menos carrera o bicicleta. Pero también es importante la alimentación. No hay ninguna sustancia por si misma que actúe de acelerador total del metabolismo. El cuerpo cada vez necesita menos "energía" pero sí que hay ciertos alimentos que pueden contribuir a que tu organismo funcione mejor y por lo tanto se acelere al menos en parte el metabolismo. Y te damos ocho ejemplos: la manzana el aguacate, el brócoli, la canela, la avena, el té verde (recuerda que a la hora de hacer dieta también es importante lo que bebes y que en este enlace te contamos varias bebidas que puedes consumir a diario o mientras comes o cenas y que tienen cero calorías) y la fruta en general. Es importante que huyas del mito de que la fruta tiene demasiado azúcar o que engorda.
A menudo las personas se preguntan si es necesario tomar batidos o suplementos para subir de peso. No es imprescindible acudir a la suplementación para aumentar volumen, sin embargo, en los casos en los que se quiere subir masa muscular, buscar por ejemplo una bebida de recuperción post ejercicio, puede ser en gran ayuda. El dietista – nutricionista, siempre será la persona adecuada para asesorar sobre qué productos son los adecuados en cada caso y pueden funcionar mejor.
¿Por qué nos cuesta adelgazar? ¿Por qué el pan blanco es más perjudicial de lo que piensas? ¿Qué es peor el azúcar o las grasas? Éstas y otras preguntas, pueden responderse siguiendo la dieta mediterránea ayuda a adelgazar y a prevenir enfermedades como ninguna otra. Y no lo decimos nosotras sino el doctor Miguel Ángel Martínez González, número uno de esta dieta que presenta el libro "Salud a ciencia cierta". Hablamos con él para darte los mejores trucos para perder peso sin dejar de comer y estar más sana.

Elige ejercicios que requieran que todo el cuerpo ejerza un esfuerzo. Descansa por lo menos de 24 a 48 horas entre cada sesión de entrenamiento de fuerza del mismo grupo muscular y toma 1 o 2 días de descanso cada semana. De esta forma, ejercitas todos los grupos de músculos y quemas calorías con más músculos a la vez, como si estuvieras haciendo varias tareas al mismo tiempo con el ejercicio. Por ejemplo: combina una forma de entrenamiento de resistencia con los brazos (intenta levantar pesas pequeñas por encima de la cabeza mientras haces otro ejercicio) al mismo tiempo que corres o haces bicicleta.[4]
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×