Una de las mejores maneras de cambiar tus hábitos es comprando alimentos diferentes a los que compras habitualmente. Te animo a consumir alimentos no envasados, naturales, frescos, a granel, de temporada y de proximidad. ¿Cómo puedes hacerlo? Comprando en el mercado la carne, el pescado, los huevos, las frutas, las verduras, los frutos secos y el pan. Deja el supermercado para los productos de limpieza e higiene personal.
Las dos comidas del día que suelen ser más complicadas son los desayunos y las cenas. Los primeros porque solemos tener poco tiempo y la industria alimentaria ha creado muchísimos productos muy rápidos de consumir, sabrosos pero de una calidad nutricional muy baja. A lo largo de toda nuestra vida, la publicidad de esta industria nos ha dicho cómo tenemos que desayunar y tenemos que desaprender muchos años de información errónea. Por eso te hemos preparado un artículo con muchos desayunos para una dieta de adelgazamiento.
A la hora de perder peso y luchar contra la obesidad es importante fijarse objetivos pero no tienen que ser los mismos para cada persona. Hay personas que necesitan fijarse objetivos realistas y que vean alcanzables para poder llegar a ellos. Sin embargo a otras personas eso no les sirve y necesitan proponerse grandes retos y objetivos ambiciosos. Sea cual sea tu caso es importante que te plantees qué quieres conseguir, para cuándo y cómo lo vas a hacer.
Terminar satisfecho con los resultados depende de tus expectativas. Te ayudamos a analizar qué es lo que puedes conseguir y en cuanto tiempo puedes hacerlo. Durante todos los controles de seguimiento que realizamos marcamos pequeños objetivos y vamos hablando sobre las expectativas que se crean para asegurarnos, por un lado de que “consigues lo que esperas” y de que “esperas lo que puedes conseguir”.

Según la nutrióloga de Clínica Las Condes, Ada Cuevas, dietas que promueven el ayuno (ayunar dos días y comer los otros cinco, o comer solo durante ocho horas al día y dejar 16 de ayuno), se han evaluado y no tienen mejores resultados que otro tipo de restricciones alimentarias. Pero sí tienen riesgos, sobre todo en personas con diabetes, enfermos renales, con problemas cardíacos.
This is where the knowledge of master plants such as tobacco, ayahuasca, and innumerable medicinal trees and plants is required. The curandero gives the patient specific plants that reach into, cleanse, and clear the energetic roots of their ailment. This may happen in a ceremonial setting, such as working with ayahuasca, or it may be through a process of a dieta, where the a person goes into isolation, restricts their diet, and drinks their plant medicine every night to experientially heal and learn from it. Some diets are administered to a patient to specifically heal a certain condition, and some diets are done in order for an apprentice to learn from and to develop a relationship with plant spirits that become spirit allies that aid them throughout their life and work as a healer.
–The psychological or spiritual condition, or the mind, helps to set the potential of the Aya medicine in motion. Even though we talk of body and mind as two parts, all parts make up the whole. Thus, they are mutually dependent and correlate in many ways. The below guidelines may help to empower and deepen the practice with this sacred Aya medicine. It is important, and equally effective, to read and consider them closely both before and after the ceremonies.
The process can be a difficult undertaking. We are tested physically, mentally, emotionally, and spiritually. It tests our resolve. It brings up our resistance, fears, and worries, and through this, we open to our true nature and a deep-seated wisdom that lies in each of us. The diet is a time of profound reflection and a chance to experientially learn from the world of plants.

Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.

He probado otras pastillas como Phen24 pero no hicieron nada! ¡En fin, me alegra haber encontrado esto ya que he perdido casi 6 kilos en 2 semanas! He estado ejercitándome y comiendo menos y puedo sentir realmente que funciona. Me falta perder unos 12 kilos más pero estoy llegando a mi meta rápido. Agradezco a Danielle por ponerme en el camino correcto. – Jane
×