No podríamos definir la dieta de la alcachofa como un régimen nutricional que pudiéramos seguir en el corto, medio y largo plazo. Esta, se trata de una forma de perder volumen, agua y algo de grasa corporal en un periodo de tiempo relativamente corto. Es perfecta para depurar el organismo, limpiarlo de cualquier posible toxina que los años (o los últimos excesos) hayan dejado en nuestro organismo y vernos más deshinchados.
Varios estudios han mostrado reducción de peso y pérdida de grasa en ratas, pero estos resultados aún no han sido replicados en humanos. Varios estudios demuestran la eficacia de este suplemento con la pérdida de peso. Sin embargo, hay una falta de estudios a gran escala y de alta calidad que muestren el impacto de la Garcinia Cambogia en la pérdida de peso.
En nutrición no somos todos iguales, ni tenemos el mismo metabolismo, ni la misma edad, gustos, actividad diaria… Por tanto, no es posible que una misma dieta sirva para todo el mundo y consiga los mismos efectos en cada una de las personas que la siguen. Lo mismo ocurre con las recetas, no todas son para todo el mundo. Te proponemos tantas recetas para adelgazar que no sabrás cuál elegir.
No trates de privarte de alimento. Descuidar el consumo suficiente de calorías de forma regular puede ocasionar el efecto contrario de lo que buscas y, si lo haces de forma prolongada, puedes poner tu vida en peligro. Si has tratado de bajar de peso omitiendo varias comidas o reduciendo de forma drástica la cantidad de calorías que ingieres diariamente, habla con un profesional de la salud para obtener información sobre los trastornos alimentarios.
Quiero contarles mi experiencia. Hace varios años que tenía problemas de sobrepeso y por intermedio de un compañero de trabajo conocí este metodo. Honestamente, produjo un importante cambio en mi manera de vivir, porque aprendí a que no se trata de dietas mágicas sino de aprender a comer sano y a cuidar la salud de manera integral. No solo es verse bien físicamente sino sentirse bien en todos los sentidos.
Todos queremos bajar de peso rápido, pero no que nuestra salud se vea perjudicada. Por eso no recomendamos seguir dietas rápidas. Este deseo de alcanzar tu objetivo en poco tiempo puede resultar un poco abstracto y generarte expectativas que no se van a cumplir. ¿Qué es para ti adelgazar rápido? Para cada persona ir rápido, normal o lento se cuantifica de manera diferente. Y en realidad debe ser así. Es decir, no todas las personas son capaces de perder los mismos kilos en el mismo período de tiempo. Lo que puede parecer lento para uno, puede ser óptimo para otro. Por esta razón es imprescindible analizar con tu dietista qué es lo que puedes alcanzar.
Piensa antes de comer. No tienes que renunciar a las bebidas y comidas que te gustan simplemente debes reducir un poco la ingesta de las más calóricas e introducir opciones más saludables. Muévete. Mantente de pie y anda todo lo que puedas. Todos los pasos cuentan si tratas de perder peso. Sube las escaleras en vez de usar el ascensor, aparca más lejos y anda. Moverse es la mejor manera de cumplir tus objetivos cuanto antes.
El estudio Predimed realizado en España, por ejemplo, concluía en una investigación publicada en 'The New England Journal of Medicine' que una dieta mediterránea enriquecida con frutos secos y aceite de oliva virgen extra reduce en un 30% la posibilidad de morir por un accidente cardiovascular. Una nueva investigación publicada hoy en el 'International Journal of Epidemiology', no obstante, matiza la bondad universal de mezclar frutas, verduras, pescado, cereales, legumbres y aceite de oliva, y añade un matiz olvidado para que esta dieta sea verdaderamente eficaz: tener dinero o pertenecer a la clase alta.
Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×