Y es que el cuerpo tiende a perder masa muscular. Es por eso que es fundamental que hagas más entrenamientos de fuerza y menos de cardio. Es decir: más músculo y menos carrera o bicicleta. Pero también es importante la alimentación. No hay ninguna sustancia por si misma que actúe de acelerador total del metabolismo. El cuerpo cada vez necesita menos "energía" pero sí que hay ciertos alimentos que pueden contribuir a que tu organismo funcione mejor y por lo tanto se acelere al menos en parte el metabolismo. Y te damos ocho ejemplos: la manzana el aguacate, el brócoli, la canela, la avena, el té verde (recuerda que a la hora de hacer dieta también es importante lo que bebes y que en este enlace te contamos varias bebidas que puedes consumir a diario o mientras comes o cenas y que tienen cero calorías) y la fruta en general. Es importante que huyas del mito de que la fruta tiene demasiado azúcar o que engorda.
De Luna detalla que conforme mejora la condición física, el entrenamiento se ha de adaptar para lograr el objetivo de la composición corporal. “Revisaremos cuál es el tiempo real del que disponemos para hacer ejercicio y si, además, podemos hacerlo en compañía o complementarlo con otra actividad el fin de semana. Las actividades en grupo son una buena manera de disfrutar de nuestro tiempo libre. Todo esto debe ir acompañado de una vida diaria activa”.
Pero al usar este metodo natural pude ver como bajaba de peso. No es que me encerre en un gimnasio todo el dia o segui una dieta rigurosa para adelgazar es mas comia lo que me gustaba pero en distintas proporciones y en diferentes horas del dia según me djo el autor del metodo mi metabolismo es algo lento y por ello me costaba mas bajar de peso, pero al pasar 4 semanas ya habia perdido 9 kilos de peso no sera mucho pero es algo que me animo a compartir mi experiencia.
Se recomiendan dos o tres días a la semana de consumo de carne blanca y de carne roja una o dos veces al mes. La gente que come más carne, se muere antes. Y el efecto de la carne roja procesada es más inflamatoria por su alto contenido en hierro hemo e influye en que haya más inflamación y está asociado a las enfermedades cardiovasculares y también al cáncer. En España, consumimos un exceso de carne roja, sobre todo en el norte.

Según los especialistas, las pastillas para adelgazar se dividen en dos grupos: de composición natural y farmacológica. Dependiendo de la marca o laboratorio, la mayoría de estos medicamentos funcionan como inhibidores de apetito o quemadores de grasa. El problema, muchas veces, surge cuando las personas se suministran las píldoras sin previa evaluación médica, pues se pueden conseguir fácilmente en distintas farmacias o por Internet.


Además, cada modelo de dieta cuenta con una serie de información adicional que te ayudará a perder peso y sentirte mejor, como consejos nutricionales y trucos para que la dieta sea mucho más efectiva. Por si fuera poco, también encontrarás las recetas detalladas de los platos más elaborados, para que la cocina no sea un problema. ¿Lista para empezar?
Después de estudiar a más de 20.000 personas durante las últimas dos décadas en el proyecto SUN (Seguimiento de la Universidad de Navarra), el doctor Miguel Ángel Martínez González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Navarra, que ha trabajado con Walter Willet, asesor de Barack y Michelle Obama en Harvard desde junio de 2017, y es uno de los creadores y directores de Predimed, el mayor estudio científico hecho nunca en Europa sobre nutrición y uno de los más importantes llevados a cabo en el mundo (un proyecto financiado y avalado por la Universidad de Harvard, el gobierno de EEUU y el Instituto de Salud Carlos III) nos cuenta por qué debemos seguir una dieta mediterránea para controlar nuestro peso, adelgazar y perder peso y por qué nuestro estilo de vida es mucho más importante que nuestra genética según sus estudios "de cada 100 personas que han sufrido un infarto, sólo cinco tenían una predisposición directa en sus genes" y nos asegura que "la dieta y el estilo de vida tienen el poder de contrarrestar el efecto de los genes más perversos".
Un modo fácil de añadir grasas saludables (y fibra) a la dieta es con el consumo de semillas de lino molidas. Las semillas de lino son pequeñas semillas de color marrón que tienen un alto contenido de fibra y ácidos grasos omega-3. Algunos estudios han demostrado que las semillas de lino pueden ayudar a algunas personas a reducir el colesterol, pero se necesita más investigación. Puedes moler las semillas en un molinillo de café o un procesador de alimentos y mezclar una cucharadita en el yogur, en la compota de manzana o en el cereal caliente.
Junto con tu bebida de limón de la mañana, come por lo menos cinco porciones de frutas y verduras durante todo el día. Para alcanzar tu objetivo, mezcla frutas con cereales integrales orgánicos, utiliza frutas y verduras congeladas o en conserva, y come frutos secos y crudités (gama de vegetales crudos cortados y acompañados con aderezos) si tienes hambre.
¿Cuánto bajar? Con una dieta balanceada y ejercicio, es habitual que una persona baje entre dos y cuatro kilos en un mes. Pero si se trata de una persona que ya ha realizado dietas restrictivas con anterioridad, la reducción puede ser menos porque el cuerpo se adapta a esta menor ingesta, lo guarda en su memoria y reduce aún más su gasto calórico basal (calorías que gasta en reposo).
Sí, falta una sustancia: el agua. Recuerda que beber dos litros de agua cada día es un gesto de lo más adecuado. Y es que también puede ayudarte a perder peso. Además el agua puede hacer que evites comidas innecesarias. Los expertos aseguran que hay dos tipos de hambre: la física (que sólo se solventa comiendo) y la psicológica (producto muchas veces del estrés o la ansiedad. Esta última la puedes solucionar sencillamente bebiendo un vaso de agua. Ese gesto te llevará además unos minutos que te permitirán pensar dos veces si realmente necesitas esa comida.
Es cierto que el aceite de oliva es muy saludable, sabroso y una de las bases de la dieta mediterránea pero… ¡nos pasamos de cantidad! En una dieta equilibrada se recomienda consumir unas 5 cucharadas soperas de aceite de oliva al día a repartir entre cocinar y aliñar. En una dieta para bajar de peso, que por tanto aporte menos calorías, deberíamos reducir a 2 o 3 cucharadas diarias. Esto significa cocinar de manera suave, con pocas grasas y no dejar correr el aceite cuando aliñamos.
¿Hay algo más natural que hacer unos ejercicios de abdominales?. Concretamente existen los denominados abdominales hipopresivos que haciéndolos bien (requieren de un cualificado entrenador personal) se puede conseguir un abdomen tonificado completamente plano. Muchas personas hacen los abdominales tradicionales, los cuales también se suelen hacer mal y no son óptimos para conseguir un vientre espectacular.
El segundo alimento son las frutas y las verduras. Es cierto aquello que tantas veces se repite y que dice que es necesario ingerir al menos cinco piezas de fruta y porciones de verdura al día. No sólo nos permitirá perder peso, también contribuirá a la mejora o el mantenimiento de nuestra Salud. O lo que es lo mismo, ayuda a prevenir enfermedades. Cada una de las comidas del día debe ir acompañada por frutas y verduras. De cualquier tipo y color. Puede combinar fruta con los cereales matutinos, ensalada con la comida o cena  y piezas sueltas para la merienda.
Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.
×