En plena operación bikini los nutricionistas advierten de la necesidad de controlar la dieta. Hay que comer lo justo pero lo importante es que eso que comemos sea sano. Es decir: a la hora de intentar perder peso tenemos que cumplir un doble objetivo. Además de adelgazar tenemos que plantearnos también un cambio en nuestro modo de vida que nos sirva para hacer más ejercicio y para introducir novedades en nuestra alimentación que nos permitan ganar en salud. ¿Y cómo se puede combinar salud y pérdida de peso? Pues con una sencilla regla que los nutricionistas y otros expertos llevan años recomendando: la del 80/20.
Anímate y recompénsate a ti misma. Según vayas perdiendo peso, recuerda que tu nuevo régimen de dieta y ejercicio se convertirá en tu nueva forma y estilo de vida. Esta es una solución a largo plazo que valdrá la pena según vayas viendo que pierdes grasa y tu salud mejora. Date un capricho cada vez que vayas completando un pequeño objetivo, y luego planifica que harás con tu nueva, y más saludable versión de ti misma.
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×