Elige de forma inteligente los sustitutos de las fuentes de grasa, azúcar y calorías, que no son saludables. La mayoría de los alimentos tienen equivalentes saludables que te permitirán disfrutar de tus alimentos favoritos sin la grasa, el azúcar y las calorías innecesarias. Si cambias los alimentos y bebidas de alto contenido calórico y graso por alternativas más saludables, puedes bajar de peso más rápidamente.
Pero no con cualquier ejercicio obtendrá mejores resultados. Un estudio desarrollado por Clínica MEDS y las universidades de Concepción y Santo Tomás, recién publicado en la revista Frontiers in Physiology demostró que en mujeres con obesidad, el entrenamiento polarizado (baja intensidad combinado con alta) es más efectivo en la reducción de peso y disminución de grasa corporal. “Esto representa un cambio de paradigma en la visión de tipos de ejercicio que se aplican en los pacientes”, dice Carlos Henríquez, doctor en Ciencias Biomédica y uno de los investigadores.

Consejo: Planifique hacer al menos 10 minutos de actividad física tres veces al día durante 5 o más días a la semana. Esto le ayudará a alcanzar la meta de 2½ horas. Tómese unos minutos de su trabajo para dar una caminata. Use las escaleras. Bájese del autobús una parada antes de la suya. Salga a bailar con sus amigos. No importa que sean períodos cortos o largos, estos períodos de actividad pueden sumar a la cantidad total de actividad física que necesita cada semana.
Regular el azúcar en la sangre es una de las mejores maneras de perder peso. Si estás excesivamente baja o excesivamente alta de azúcar en la sangre, es más probable que te console comer y vas almacenar el azúcar que consumes en forma de grasa. En primer lugar, rocía tus comidas con 1-2 cucharadas de jugo de limón, o la mezcla de jugo de limón y la ralladura del limón en tu platillo. Como el vinagre, el limón ayuda a descomponer el azúcar gradualmente en el torrente sanguíneo.
Descansa lo suficiente. El descanso adecuado te ayudará a mantener la energía suficiente durante todo el día, haciendo que estés menos propenso a comer en exceso y a lesionarte durante la actividad física. En realidad, la deficiencia de sueño se ha relacionado con la incapacidad de perder grasa, por lo que dormir lo suficiente puede ayudarte realmente en la trayectoria hacia la pérdida de peso.[5]
Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.
Haz la dieta mediterránea. Si bien no se ha demostrado que alguna dieta funcione, la dieta mediterránea es la que más se acerca. Esta dieta se basa en los ingredientes tradicionales y los estilos de cocina de las personas que viven cerca del mar Mediterráneo. Los estudios han demostrado que las personas que siguen esta dieta han reducido el riesgo de enfermedades del corazón. Además, las ayuda a bajar de peso y lucir delgadas y esbeltas.[21] Céntrate en comer los siguientes alimentos (y eliminar el pan, los productos lácteos y los alimentos procesados):
El picar no es que sea conveniente, sino que es una buenísima estrategia para mantener nuestra glucemia controlada y por tanto regular nuestro apetito. El problema aparece cuando ese picoteo es aleatorio e improvisado, al igual que debemos organizar nuestros desayunos y comidas principales, debemos llevar un cierto control de las alternativas de picoteo sano que están a nuestro alcance para poder incluir entre horas. En principio los alimentos que más nos interesan son aquellos alimentos que nos aporten una pequeña cantidad de azúcar que se absorba de forma lo más lenta posible, que venga asociado a una importante cantidad de fibra para estimular la saciedad y siempre acompañado con una cantidad significativa de agua. Nuestra sugerencia para un picoteo saludable: fruta, lácteos desnatados, cantidades controladas de frutos secos, pequeños bocadillos y sándwich de pan integral pueden ser muy buenas alternativas.
Hola Anna, les calories que aporten els 2 tipus de pa són molt similars. Si esculls pa integral tindràs més sensació de sacietat que menjant el pa blanc. A més aporta més nutrients i fibra. La quantitat depen de la teva despesa energètica, del pes que hagis de perdre i de la quantitat d’altres fonts de hidrats de carboni complexes que ingereixis al llarg del dia. Gràcies pel teu comentari.

Actualmente, existe una gran variedad de píldoras o pastillas a la venta,  puede ser un poco abrumador tratar de elegir e identificar cuáles son las mejores pastillas para adelgazar sin rebote, claro, ya que aunque se quiera recurrir a esta alternativa lo primero que se quiere saber es si no provocan rebote, o efectos secundarios. Para esto, es importante tomar en cuenta ciertas pautas antes de elegir:

Identifica los desencadenantes de hambre y planifícate según ellos. Los desencadenantes de hambre son las actividades que hacemos que nos hacen querer comer bocadillos. Para algunas personas, el desencadenante es sentarse a ver una película por la noche; para otras, es estudiar hasta muy tarde. Si conoces tus desencadenantes de hambre, puedes planificarte según ellos. Llena tu casa con bocadillos saludables o tenlos a la mano.


Cuidar tu alimentación para perder peso no significa dejar de lado la vida social que compartes con tu familia y amigos. Si piensas que lo mejor es quedarte en casa y decir que no a las propuestas que tengas de salir y disfrutar te equivocas.  Eso no es sostenible en el tiempo y puede ocasionarte tristeza, desánimo y ansiedad. Debes aprender a disfrutar sin poner en peligro tu objetivo. Elegir las opciones más saludables que tengas a tu alcance, moderar las cantidades, saber decir “no” sin miedo y no caer en el error de compensar los excesos con ayunos u otro tipo de conductas. Cambiar tu comportamiento en este tipo de situaciones te ayudará a mantener un peso saludable durante más tiempo.
Almuerzo/Cena Pechuga de pollo a la plancha + 3 cdas de arroz integral + ensalada de repollo, tomate y remolacha rallada + 1 cdta de aceite de oliva + 1 naranja 1 rueda de pescado cocido + 2 papas pequeñas cocidas + ensalada de coles + 1 cdta de aceite de oliva +1 rebanada de patilla Filete de pollo en salsa de tomate natural+ 3 cdas de garbanzos + ensalada de zanahoria, brócoli y chayota + 1 cdta de aceite de oliva + 1/2 taza de fresas

¡Hola Tania! Gracias por la información tan útil. Pondré en práctica estos consejos para mejorar mi muy trastocada alimentación. Un consejo que recuerdo haber leído en un lugar es el de que si tienes ganas de una comida chatarra, la comas, pero prepárala tú mismo en tu cocina. Así, si quieres comer unas papas a la francesa en vez de ir a comprarlas, házlas en casa. Es útil porque para preparar una pequeña cantidad tendrás que ir a comprar las papas, lavarlas, pelarlas, cortarlas, freirlas, etc., además de todo el desastre que dejarás en la cocina y los trastes que ensuciarás. Para cuando las termines de preparar el gusto de comerlas no se verá redituado por todo la extenuante labor de preparlas, por lo que con el tiempo te irás desmotivando a seguir comiéndolas porque asociarás un largo procedimiento con una recompensa muy escasa.
Utilizar grasas saludables: Aceite de coco tiene efectos quemadores de grasa naturales al igual que lo hace GC, también muchas otras ventajas, como mejorar la salud intestinal, también. Las demás grasas saludables que pueden ayudar a controlar el apetito incluyen el aceite de oliva reales, aguacate. las grasas de los alimentados con pasto de carne, nueces y semillas.
×