El azúcar estimula la producción de insulina y aumenta el apetito por los alimentos calóricos como el chocolate, galletas y dulces. También alienta la acumulación de grasa y hace que el hígado trabaje más duro interrumpiendo el proceso digestivo. Si tienes un golpe de azúcar, no tienes que atascarte en el pastel: opta por carbohidratos de bajo IG en vez, como una rebanada de pan integral, galletas de arroz o galletas de avena.
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×