Bon dia, En el meu cas tinc 40 anys, peso 67kg i medeixo 167cm. Vull aprimar-me entre 5-7kg. El meu problema és que treballo al carrer i em passo caminant unes 4 hores al dia. A l’hora de fer el descans que és de 30 min, ho haig de fer en un bar. No puc portar carmenyola perquè no tinc lloc ni nevera on deixar-la i l’hauria de portar a sobre durant 6 hores amb la calor que fa ara a l’estiu. No puc menjar de menú perquè no tinc el temps suficient de descans. Això em deixa poques opcions per dinar: entrepà o amb sort en algún lloc (descanso entre les 16:30-18h) puc demanar una amanida (però aquesta opció és la menys freqüent ja que com és tard a vegades ja no hi ha o no te la fan). Com puc equilibrar el menú setmanal? A la nit normalment no menjo gaire, normalment una truita o formatge tipus iogurt amb fruits del bosc o maduixes (aquesta setmana és el meu aniversari i la panxa ja està passant malament perquè els sopar són més copiosos i no estic acostumada). Per cert, no bec llet, només civada o llet d’arròs amb avellanes. Gràcies!


Mi esposo y yo tenemos 71 años. Tomamos estos pastillas adelgazantes durante un año. Tomó unas semanas sentir los efectos, pero las libras de más se derritieron y la energía aumentó… y el apetito disminuyó. Debido a la falta de apetito, no queríamos comer mucho, así que comíamos más sano. Pasé de 90 a 68 kg y mi marido pasó de 100 a 80 kg en unos 3 meses tomando 2 cápsulas al día. Ahora tomamos 1 tableta al día, 4 días a la semana para mantenimiento.
Un error común entre los adolescentes es no desayunar, creyendo que al saltarse una comida se pierde peso. “En realidad, ocurre el efecto contrario, el organismo intenta compensar esa falta de energía durante la mañana con un mayor aprovechamiento de los nutrientes al mediodía. Esto provoca una conducta de hambre desproporcionada y apetencia por alimentos hipercalóricos en la comida, estableciendo un circuito de hambre-saciedad que no facilita el retorno del equilibrio nutricional”, indica la endocrinóloga.
Ya tienes claro que quieres perder peso y sabes cuáles son los motivos por los que lo haces. Llega el momento de hacer cambios, aprender y salir de tu zona de confort. Tus costumbres y tus hábitos actuales están haciendo que tu peso aumente, y con ello el riesgo de sufrir problemas de salud.  Olvídate de las dietas de moda que prometen milagros. Necesitas, no solo perder peso, sino mejorar tu relación con la comida, saber cuáles son tus errores y, cómo mejorar tus hábitos.
Los nutricionistas avisan que este 80/20 no es más que una política "de mínimos". Esto es: si quieres comer un 100 por cien de ensaladas, verduras y frutas dejando de lado en tu  dieta todo lo demás la dieta será evidentemente más efectiva pero muchos son conscientes de que los seres humanos tenemos en general poca fuerza de voluntad para superar retos relacionados con la alimentación.
Hola Bris, antes que nada recuerda que es un proceso, subir de peso llevo un tiempo y bajar de peso también requiere de un tiempo. Por ello, no busques soluciones rápidas, mejor enfócate en cambiar tus hábitos para que tus avances se queden para siempre. Te recomiendo que visites a un nutricionista que te evalúe y que por lo mientras comiences también con la estrategia de este artículo: https://habitualmente.com/comer-mas-sano/

With all this said, it should be obvious that individual healing is ultimately inseparable from planetary healing. The plants teach awareness, and one is commonly faced with heightened realizations of the enormity of the planetary crisis, along with the obviousness and urgency of the solutions. These understandings demand action. Mucho trabajo! How one accommodates these revelations and integrates them into one’s life is never easy. However, it is integral to healing, to growth into a life of authenticity, of truthfulness.

Respecto del ejercicio, Cuevas dice que debe ser un complemento como patrón de vida saludable. “Tiene impacto en la mejoraría de la composición corporal. Si solo se restringe la ingesta calórica, es posible que se pierda musculatura. El ejercicio evita una disminución del metabolismo, mejora el ánimo, los parámetros de insulina, la condición general del paciente. En el largo plazo es bueno porque quien adquiere el hábito del ejercicio le resulta más fácil mantener el peso”, indica.


Las condiciones son comunes a ambos suplementos naturales altamente calificados para la pérdida de peso. Pueden ser utilizados por todos los adultos mayores de 18 años de edad. Deben ser evitados por las mujeres embarazadas, las mujeres que están planeando quedar embarazadas y las mujeres que están amamantando. Deben ser evitados por personas con enfermedad hepática, enfermedad cardíaca y trastornos del sueño.
Esta teoría sobre la “paradoja de pensamientos negativos” se explica de la siguiente forma: primero, aparece el pensamiento recurrente que me causa malestar; segundo, me distraigo a mí mismo intentando pensar en algo distinto; tercero, aquí viene la ironía, mi mente trata de monitorear inconscientemente si aún sigo pensando en ese pensamiento (que quería eliminar en primer lugar), lo que desencadena el pensamiento una vez más.
Para almorzar, mejor tomar poca carne y preferentemente de pollo o pavo, jamón, pescado y alternar días con ensaladas de primer plato y legumbres de segundo plato y de postre siempre fruta fresca. Lo de hacer cinco comidas al día, está por ver porque no pasa nada por no merendar. Y por la noche para cenar, lo ideal es tomar una ensalada, una tortilla, una empanada de pescado, unos calamares a la romana, unas croquetas... siempre un plato y una pieza de fruta pero siempre frugal. Lo principal es estar delgado. Si mides 1,60 tu peso ideal es 56. Puedes cambiar, la composición de tu dieta porque nunca es tarde a la hora de adelgazar y los beneficios son muy grandes.
Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×