Consejo: Planifique hacer al menos 10 minutos de actividad física tres veces al día durante 5 o más días a la semana. Esto le ayudará a alcanzar la meta de 2½ horas. Tómese unos minutos de su trabajo para dar una caminata. Use las escaleras. Bájese del autobús una parada antes de la suya. Salga a bailar con sus amigos. No importa que sean períodos cortos o largos, estos períodos de actividad pueden sumar a la cantidad total de actividad física que necesita cada semana.

Para almorzar, mejor tomar poca carne y preferentemente de pollo o pavo, jamón, pescado y alternar días con ensaladas de primer plato y legumbres de segundo plato y de postre siempre fruta fresca. Lo de hacer cinco comidas al día, está por ver porque no pasa nada por no merendar. Y por la noche para cenar, lo ideal es tomar una ensalada, una tortilla, una empanada de pescado, unos calamares a la romana, unas croquetas... siempre un plato y una pieza de fruta pero siempre frugal. Lo principal es estar delgado. Si mides 1,60 tu peso ideal es 56. Puedes cambiar, la composición de tu dieta porque nunca es tarde a la hora de adelgazar y los beneficios son muy grandes.
Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.
Descansa lo suficiente. El descanso adecuado te ayudará a mantener la energía suficiente durante todo el día, haciendo que estés menos propenso a comer en exceso y a lesionarte durante la actividad física. En realidad, la deficiencia de sueño se ha relacionado con la incapacidad de perder grasa, por lo que dormir lo suficiente puede ayudarte realmente en la trayectoria hacia la pérdida de peso.[5]
¿Y cuáles son estos factores? El 1tipo de alimentos que invaden los supermercados, con una alta densidad energética ricos en azúcares y grasas no saludables, la 2publicidad y el marketing que nos envuelve y nos incita a comprar determinados productos, el 3entorno social, la 4automatización de las tareas domésticas o la 5disponibilidad de automóviles que reducen nuestra actividad física.
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×