To take your experience even deeper, you should also know your motivation: What is really behind the changes you want to see? What are the patterns or underlying conditions that may be getting in the way of what you are trying to achieve? Our mind is a powerful tool for exploring reality, with its full potential sometimes hidden behind the layers and layers of decades-long conditioning, life struggle, and emotional buildup. But if you are armed with a strong intention and clear motivations, Aya can gradually help to reassemble your being as one of full integrity, personal empowerment, and spiritual freedom.
El plan de 14 días del doctor Máximo Ravenna está contenido en su libro “Más vida, menos kilos”. Al seguirlo, los hombres pueden bajar entre el 8 y el 10% de su peso al mes, y las mujeres del 6 al 8%. No obstante, la licenciada Liliana Grimberg, dietista y coordinadora del área de Nutrición del Centro Terapéutico Dr. Máximo Ravenna, aclaró que el descenso depende del sobrepeso del paciente.

El metabolismo del cuerpo cambia. Seguramente habrás oído muchas veces a gente de más de 40 años decir que cada vez les cuesta más perder peso, que hacen el mismo ejercicio que antes e incluso comen menos pero que no consiguen librarse de la barriga o de esos kilos de más que tanto preocupan sobre todo cuando llega el verano. Pues es cierto. Hay base científica para argumentar que a partir de los 40 años el cuerpo pierde masa muscular el metabolismo se ralentiza y, por tanto, efectivamente es más difícil perder peso. En este enlace puedes leer el artículo en el que hace tiempo te contábamos como tienes que cambiar tu forma de hacer deporte a partir de esa edad.
We are very excited and grateful to be working in collaboration with the Temple of the Way of Light in offering traditional Shipibo diets in our Family Center. For centuries, traditional medicines and shamanic practices have been the only system for the protection and maintenance of our health in the Amazon Rainforest. For many generations, traditional healers and medicinal plants have played a fundamental role in the physical, mental, and spiritual health of our people. For us, it is evident that plants possess diverse and complex bioenergetic properties whose active principles constitute an excellent means of treatment for a range of conditions and diseases.
When one undergoes a dieta the focus is often on a particular plant best suited to the needs of the individual. “The chosen plant depends upon the personality structure of the patient and the goals of the therapists: some plants are indicated for connecting with emotions and childhood memories, others to strengthen a proper attitude, still others to break some resistances” (Mabit et al 1996). Such plants can include bobinsana/Calliandra angustifolia; toe/Brugmansia sp.; chiric sanango/Brunsfelsia sp.; oje/Ficus anthelmintica; tangarana/Triplaris sp., and the “king of brews,” aya-huasca/Banisteriopsis Caapi, along with its usual admixture chacruna/Psychotria viridis.

La clave para perder peso (o más bien grasa corporal) es generar un balance energético negativo. Es decir, consumir -de forma controlada- menos calorías de las que quemamos, y que dichas calorías provengan de alimentos de "calidad" nutricional. Eso sí, si exponemos a nuestro cuerpo a una restricción calórica excesiva puede tener efectos negativos: decaimiento y el conocido efecto rebote (nuestro cuerpo se defiende de la falta de energía asimilándola en forma de grasa).
Regular el azúcar en la sangre es una de las mejores maneras de perder peso. Si estás excesivamente baja o excesivamente alta de azúcar en la sangre, es más probable que te console comer y vas almacenar el azúcar que consumes en forma de grasa. En primer lugar, rocía tus comidas con 1-2 cucharadas de jugo de limón, o la mezcla de jugo de limón y la ralladura del limón en tu platillo. Como el vinagre, el limón ayuda a descomponer el azúcar gradualmente en el torrente sanguíneo.
Resulta obvio este punto. Pero muchas veces somos víctimas del marketing de los productos y no buscamos testimonios o comentarios de la efectividad de la pastilla. Hay que asegurarse antes de comparar pastillas, aunque nos las hayan recomendado, que éstas de acuerdo a los ingredientes de las cuales están hechas, sean y se haya probado su efectividad, muchas pastillas no contienen el ingrediente que dicen.
Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]

NOTE: Recently, since foreigners have begun drinking ayahuasca and a tourist industry has formed around ayahuasca ceremonies and treatments with curanderos, a new diet has emerged that most people refer to as the ayahuasca diet.  This diet was designed to keep people safe during the ceremonies.  Ayahuasca can have dangerous effects when mixed with certain substances, namely pharmaceutical medication and most specifically anti-depressant medication or SSRIs.  Other negative effects are possible when mixing ayahuasca with some foods as well, like dairy products, but this diet is different from the dieta described above.  While the ayahuasca diet can be used to demonstrate one’s determination and is a good idea, it should not be confused with the traditional dieta that forms such an integral part of the science of plant medicine in the Amazon Rainforest.

Traditional Uses: Tobacco is a magical and powerful plant. From tobacco, chopped “mapacho” is made to be smoked in pipes or wrapped in paper. Mapacho is the main tool of the shaman, who uses it during ayahuasca ceremonies to clear and protect the ceremonial space and to enhance the strength of his healing work. After ikaros are sung, the patient is blown with mapacho in order to infuse and seal his astral body with the effects of the healing.
Susana Monereo tiene claro que, con o sin pastillas, lo fundamental es tener claro que, efectivamente, se quiere perder peso: “La clave es pensar por qué estamos así, planear un cambio en el estilo de vida. Si no podemos solos, se debe pedir ayuda. También conviene solucionar problemas que nos puedan estar afectando, como alteraciones del estado de ánimo”.

Sí, falta una sustancia: el agua. Recuerda que beber dos litros de agua cada día es un gesto de lo más adecuado. Y es que también puede ayudarte a perder peso. Además el agua puede hacer que evites comidas innecesarias. Los expertos aseguran que hay dos tipos de hambre: la física (que sólo se solventa comiendo) y la psicológica (producto muchas veces del estrés o la ansiedad. Esta última la puedes solucionar sencillamente bebiendo un vaso de agua. Ese gesto te llevará además unos minutos que te permitirán pensar dos veces si realmente necesitas esa comida.
El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.

Consejo: Las guías gubernamentales para la actividad física recomiendan que los adultos hagan ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos 2 veces a la semana. Estas guías también sugieren que los adultos deben hacer de 2½ a 5 horas semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa. El ejercicio aeróbico es el que le hace sudar y respirar más rápido e incluye actividades como caminar a paso ligero o andar en bicicleta.
Lo que es peor es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad puede hacer que su cuerpo anhele más alimentos. Esto sólo le hará más insalubre y con sobrepeso. Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Un buen ejemplo es mantener la comida chatarra fuera de su dieta tanto como sea posible.
×