Many people outside of the cultural tradition of curanderismo have trouble understanding the concept of consequences, feeling that plant spirits are like enlightened beings, and therefore would never punish someone, but I think in the context of a contractual agreement, consequences might make more sense.  Even with the perception that plant spirits are loving and benevolent, and understanding of consequences is quite logical.  Parents teach the concept of consequences to their children to prepare them to be adults.  They teach their children about consequences because they love their children, and want to instill in them the ability to make appropriate decisions.  I think plant spirits are doing the same thing.  Of course, everyone is free to think whatever they like.  What I have presented is merely my interpretation of what I have been taught by my teachers and by what I have experienced myself by doing dietas.  It took a decade of study for me to reach this understanding, and I am sure I will continue to develop my perspective and ideas in the future.

Por fin, una página que no dice mentiras, y que no busca vender píldoras, ni dietas, ni fórmulas mágicas, realmente es solo la alimentación, y la actividad física claro está. He comprobado en el pasado que todo lo escrito aquí es verdad, ya que sin yo querer dos médicos me pusieron a dieta forzosa por cuestiones de salud, y recuerdo que lo que comía era justo como lo que se describe en este artículo (yo nunca había hecho una dieta antes en mi vida), y efectivamente: di un bajón de peso, a pesar de que yo era delgada, bajé mucho de peso, y sí, sucedió solo en un par de semanas, ni siquiera pasó mucho tiempo cuando noté que mis pantalones ya me quedaban grandes y mi cintura se afinaba más. Si a mí que soy delgada y no necesitaba bajar kilos de peso me hizo adelgazar, cuánto más le beneficiará a alguien que si necesita perder unos kilos que tenga de más. Felicidades a la autora! y ojalá siga habiendo gente buena como Ud., que busca dar información certera y no engañar a la gente con información de dietas milagro. Enhorabuena !
Terminar satisfecho con los resultados depende de tus expectativas. Te ayudamos a analizar qué es lo que puedes conseguir y en cuanto tiempo puedes hacerlo. Durante todos los controles de seguimiento que realizamos marcamos pequeños objetivos y vamos hablando sobre las expectativas que se crean para asegurarnos, por un lado de que “consigues lo que esperas” y de que “esperas lo que puedes conseguir”.
Lo mismo puede suceder con los alimentos y dulces. Si nos visualizamos comiendo un dulce, nuestros cuerpos producen la misma respuesta de dopamina, como si en realidad estuviéramos comiendo dulces. Por lo tanto, cuando de verdad tienes al alcance el dulce, tu respuesta emocional no es tan fuerte y se come mucho menos, o se vuelve mucho más fácil ignorar este antojo.
Un error común entre los adolescentes es no desayunar, creyendo que al saltarse una comida se pierde peso. “En realidad, ocurre el efecto contrario, el organismo intenta compensar esa falta de energía durante la mañana con un mayor aprovechamiento de los nutrientes al mediodía. Esto provoca una conducta de hambre desproporcionada y apetencia por alimentos hipercalóricos en la comida, estableciendo un circuito de hambre-saciedad que no facilita el retorno del equilibrio nutricional”, indica la endocrinóloga.

El ejercicio es innegable que es una de las principales herramientas para estimular el gasto calórico del individuo y además optimiza la utilización de determinados nutrientes. Hay ejercicios para perder peso. Además del ejercicio se ha demostrado que dormir bien (que no quiere decir dormir mucho) favorece la pérdida de peso, ya que nuestro sistema hormonal funcionará correctamente y evitaremos situaciones de estrés metabólico que hagan que el cuerpo se “resista” a perder peso como respuesta a agentes agresivos como es la falta sueño, el ayuno o la deshidratación.


La dieta mediterránea es la dieta tradicional que cuenta con un mayor respaldo científico y todos conocemos en qué consiste: un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva, y bajo en carne roja, azúcares y grasas saturadas. Pero, además, un componente importante es la práctica de ejercicio. Dado que es la dieta que se utilizaba en nuestro país hasta hace no mucho, es muy fácil de seguir. Pero hay que tener en cuenta que lo que hoy podemos entender como “dieta mediterránea” no siempre corresponde a lo que los científicos entienden como tal.
En nutrición no somos todos iguales, ni tenemos el mismo metabolismo, ni la misma edad, gustos, actividad diaria… Por tanto, no es posible que una misma dieta sirva para todo el mundo y consiga los mismos efectos en cada una de las personas que la siguen. Lo mismo ocurre con las recetas, no todas son para todo el mundo. Te proponemos tantas recetas para adelgazar que no sabrás cuál elegir.
El ejercicio físico no es imprescindible para conseguir bajar peso, pero es altamente recomendable. Hacer ejercicio físico te ayuda a bajar peso más fácilmente y a sentirte mejor, es un empujón extra para introducirte en el círculo virtuoso. Además, al bajar peso a la vez que se hace deporte, se consigue mejorar el tono muscular que ayuda a combatir la flacidez y en definitiva, a mejorar la salud.
Como dietista – nutricionista, mi forma de afrontar una dieta de adelgazamiento se aleja mucho de estos pensamientos negativos. La dieta tiene que percibirse como algo positivo, que te ayudará a sentirte mejor. Creo que uno de los principales beneficios que aporta a las personas seguir una pauta dietética, es que les ayuda a poner un cierto orden en sus vidas, que tal vez habían perdido. La organización de las comidas, la planificación de la compra de alimentos o la estabilidad en los horarios, son algunos ejemplos.
Se trata de un ejercicio parecido a las sentadillas, pero con una única pierna. Partiendo de una postura erguida, desliza una de las piernas hacia delante hasta que la rodilla de la otra extremidad casi toque el suelo. La pierna que adelantes debe quedarse flexionada en, apróximadamente, 90 grados. Para cambiar de extremidad, da un salto al aire, llevando tu pie trasero hacia delante y el delantero hacia atrás.
Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]
Disclaimer: While we work to ensure that product information is correct, on occasion manufacturers may alter their ingredient lists. Actual product packaging and materials may contain more and/or different information than that shown on our Web site. We recommend that you do not solely rely on the information presented and that you always read labels, warnings, and directions before using or consuming a product. For additional information about a product, please contact the manufacturer. Content on this site is for reference purposes and is not intended to substitute for advice given by a physician, pharmacist, or other licensed health-care professional. You should not use this information as self-diagnosis or for treating a health problem or disease. Contact your health-care provider immediately if you suspect that you have a medical problem. Information and statements regarding dietary supplements have not been evaluated by the Food and Drug Administration and are not intended to diagnose, treat, cure, or prevent any disease or health condition. Amazon.com assumes no liability for inaccuracies or misstatements about products.
×