Tampoco te dejes engañar por las dietas que prohíben comer determinados grupos de alimentos. Una dieta que te prohíba los hidratos de carbono, como el pan o la pasta, o que solo te deje alimentarte de fruta es insana. No te dejará incorporar todas las vitaminas y minerales que necesitas. Y, aunque es posible que te permita perder peso, lo más probable es que, a la larga, lo vuelvas a recuperar.
En esta etapa de la vida “pueden aparecer problemas en la masticación y deglución. En las dietas de fácil masticación y en las trituradas se suele aumentar el aporte de hidratos de carbono (patata, pasta, arroz…) y reducir el consumo de proteínas (la carne, por su dificultad en el masticado; y el pescado, por el riesgo de atragantamiento con las espinas). Por eso, hay que realizar adaptaciones dietéticas que aseguren un aporte proteico correcto”, especifica De Luna. A partir de los 60 años la ingesta de proteínas ya debería estar en 2 gramos por kg de peso corporal, añade Isidro.
Please note: Owing to the complex legal status of ayahuasca in many places, comments geared towards finding ayahuasca or ayahuasca ceremonies cannot be accepted. Comments with commercial intent are also not accepted. While you may feel compelled to, please refrain from giving medical advice, especially in regard to a physician prescribed pharmaceutical regime. One may offer proven scientific studies and contra-indications regarding specific medication/foods, but must not advise the cessation of prescribed medication.
Y es que el cuerpo tiende a perder masa muscular. Es por eso que es fundamental que hagas más entrenamientos de fuerza y menos de cardio. Es decir: más músculo y menos carrera o bicicleta. Pero también es importante la alimentación. No hay ninguna sustancia por si misma que actúe de acelerador total del metabolismo. El cuerpo cada vez necesita menos "energía" pero sí que hay ciertos alimentos que pueden contribuir a que tu organismo funcione mejor y por lo tanto se acelere al menos en parte el metabolismo. Y te damos ocho ejemplos: la manzana el aguacate, el brócoli, la canela, la avena, el té verde (recuerda que a la hora de hacer dieta también es importante lo que bebes y que en este enlace te contamos varias bebidas que puedes consumir a diario o mientras comes o cenas y que tienen cero calorías) y la fruta en general. Es importante que huyas del mito de que la fruta tiene demasiado azúcar o que engorda.
La gente se pone a dieta por muchos motivos diferentes. Algunas personas tienen un peso excesivo y nada de saludable y necesitan prestar mayor atención a sus hábitos alimentarios y de ejercicio físico. Otras hacen deporte y desean estar en las mejores condiciones físicas. Otras creen que tendrían mejor aspecto si perdieran unas cuantas libras (o unos pocos kilos).
Tú debes ser tu prioridad. De esta manera conseguirás lo que quieres, debes tenerte en cuenta y respetarte. Coger el gusto de cuidarse de uno mismo es esencial para seguir un estilo de vida saludable. Esto implica no tomarte la dieta como un castigo sino como un regalo, no priorizar los demás y las obligaciones por encima de uno mismo, no tener hábitos tóxicos y autodestructivos como fumar, etc. Además de descansar las horas necesarias por la noche y practicar ejercicio físico.
No te saltes las comidas. Un desayuno saludable aumenta tu tasa metabólica en reposo al empezar el día, mantiene elevados tus niveles de energía y puede ayudarte durante todo el día a resistir las ganas de comer bocadillos con muchas calorías. Planea comer un bocadillo o una comida pequeña cada 2 o 4 horas para mantener activo el metabolismo. Comer con regularidad también mantiene estable el nivel de azúcar en sangre y reduce tu impulso de ingerir calorías en exceso o de desviarte de tu plan de comidas.

Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×