Mi padre era endocrino y cuando tenía ocho años ya sabía lo que eran las proteínas, las vitaminas... y me involucró mucho en sus cosas... y le decía a sus pacientes: "Ayúdese con rábanos, con zanahorias" y conseguía que muchos pacientes con sobrepeso en lugar de ponerse un trozo de pan, se comieran una zanahoria o un rábano para evitar caer altas ingestas de pan, rico en almidón que se convierte en azúcar.

Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×