Jason came to the Temple in 2012. After having worked with ayahuasca quite extensively, he began the process of dieting plants. He has dieted in the Shipibo tradition and began working with Maestro Ernesto in 2013, delving deep into the world of dieting. Through a prolonged apprenticeship and training, he was eventually given authorization to begin working with plants. After working as a tabaquero, he was also given the blessing to administer diets, and to share in the tradition from which he has learned and which has taught him so much. He has been living, learning, and working in the jungle for the last six years.

Please click to apply below and fill in the necessary information on the following pages in order to complete your application. Once your medical information has been reviewed by our team, we will be in touch with you to confirm your approval to attend. Please do not book flights or make any travel arrangements until your registration and medical information has been reviewed and you have been approved to attend. If you have any questions, please contact us at [email protected].

Sin embargo, existen píldoras que prometen ayudar en esta empresa. Assumpta Caixàs, coordinadora del Grupo de Obesidad de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), es rotunda al desaconsejar caer en la tentación de usarlas: “Las pastillas quemagrasas que se venden en supermercados o parafarmacias no han demostrado eficacia suficiente para poder ser recomendadas. Por tanto, hay que evitarlas”. Y añade: “No existe tratamiento efectivo si no se cambian los hábitos y se lleva un buen plan de alimentación y de ejercicio físico regular”. A menudo, estos remedios son píldoras con efecto diurético o laxante que sí hacen perder peso. Pero no es oro todo lo que reduce: "Se trata de pérdida de agua que se recuperará en unas horas, que puede tener efectos secundarios no deseables sobre la salud. Adelgazar es perder grasa corporal", asegura la endocrina.
Lo primero de todo es tener claro cuál/cuáles son tus objetivos porque eso te ayudará a dar sentido a lo que hagas. Quieres perder peso, pero, ¿para qué? Puede haber motivos de salud (mejorar mis niveles de colesterol, regular la presión arterial, evitar futuros problemas de salud, reducir el dolor de las articulaciones…), estéticos (sentirme mejor, verme más delgada, ponerme la ropa que ahora no me cabe) o de otro tipo como querer aprender a comer sano, mejorar tu alimentación y la de tu familia, sentirte más ágil…

Se trata de una dieta muy variada en la que se prima la ingesta de frutas, verduras y lácteos bajos en grasa. También se consumen cereales integrales, carne, pescado y legumbres, pero de forma más restringida. Las grasas saturadas, los azúcares refinados y los carbohidratos están prácticamente prohibidos. La dieta va acompañada de un plan de actividades de ejercicio físico y reduce a la mínima expresión el consumo de alcohol. Dado que es una dieta especialmente recomendable para tratar la hipertensión, la sal está limitada al punto justo en que nuestros guisos empiezan a saber a algo.


Proteicas, paleolíticas, del grupo sanguíneo, disociadas, sin hidratos de carbono, con pastillas para adelgazar… ¿Cuál es la más efectiva? ¡Huimos de las dietas milagro! Trabajamos con una dieta equilibrada e hipocalórica saludable. ¿Cómo conseguimos que pierdas el peso adecuado? Para empezar, con una pauta fácil de seguir. Nuestras dietas son abiertas, no confeccionamos menús cerrados. Los menús y las recetas solamente los utilizamos para darte ideas y ayudarte a que no te aburra lo que comes.
La sibutramina actúa disminuyendo el hambre y haciendo con que la sensación de saciedad llegue más rápido al cerebro, ayudando a controlar la cantidad de comida ingerida. De esta forma, este medicamento puede ser usado como primer tratamiento en personas con obesidad. Cabe acotar que en algunos países de América Latina su uso ha sido restringido, debido a sus efectos secundarios. 
×