La dieta DASH responde al acrónimo 'Dietary Approaches to Stop Hypertension' (“enfoque alimenticio para detener la hipertensión”) y, como su nombre indica, fue desarrollada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta. Aunque no nació como una dieta de adelgazamiento, sí que sirve para tal fin.
El mejor es el yogur y el queso, en pequeñas cantidades porque tienen muchas sales y calorías además de grasas saturadas. Cenar yogur y fruta es bueno pero hay que mirar la etiqueta del yogur porque algunos tienen mucho azúcar: mejor elegir un yogur normal o un griego. Hay estudios que aseguran que quien toma yogur, evita ganar peso. Con uno o dos al día, suficiente.
Como dietista – nutricionista, mi forma de afrontar una dieta de adelgazamiento se aleja mucho de estos pensamientos negativos. La dieta tiene que percibirse como algo positivo, que te ayudará a sentirte mejor. Creo que uno de los principales beneficios que aporta a las personas seguir una pauta dietética, es que les ayuda a poner un cierto orden en sus vidas, que tal vez habían perdido. La organización de las comidas, la planificación de la compra de alimentos o la estabilidad en los horarios, son algunos ejemplos.
Es natural que toda persona que desea bajar de peso quiera hacerlo rápidamente. Sin embargo, la evidencia demuestra que las personas que bajan de peso en forma gradual y constante (entre 1 y 2 libras por semana) logran mejores resultados en no volver a recuperarlo. Bajar de peso en forma saludable no se trata solamente de seguir una dieta o programa. Es llevar un estilo de vida estable que incluya cambios a largo plazo en la alimentación diaria y los hábitos de ejercicio.
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]
A veces sin darnos cuenta, nos dejamos llevar por el ritmo vertiginoso de vida que nos impone esta sociedad moderna; comemos apurados sin vigilar que tan nutritivo es lo que comemos, pasamos horas y horas sentadas frente a un computador, detrás del mostrador de una tienda o delante de un escritorio sin siquiera movernos lo suficiente para estirar nuestros músculos.
Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×