Lamentablemente para algunos, lo que sí funciona es una dieta balanceada, hipocalórica, acompañada de ejercicios y actividad física. “Científicamente, y que ha demostrado que resulta, es lo clásico: ingerir menos calorías, provenientes de una dieta balanceada y ejercicio físico. Solo haciendo dieta puede bajar los dos primeros meses, pero luego viene un periodo de adaptación en el que por más que restrinja la comida, no se bajará más de peso. Tiene que incluir el ejercicio”, señala Reyes.
Estamos firmemente en contra de la anorexia y las dietas radicales. Nuestro objetivo: una tonificación duradera de la silueta sin promesas milagrosas y una mejora del rendimiento en el día a día. No te ofrecemos pastillas mágicas ni podemos hacerte perder peso sin que hagas deporte, pero nuestros productos desarrollados específicamente te ayudarán a alcanzar tus objetivos más rápidamente.
Es decisión de tu médico (si es que en tu país es posible usarla) si la quieres usar. Este medicamento se recomendaba para personas con obesidad es decir un IMC de 30 o superior, con riesgo de presentar diabetes o enfermedades cardiovasculares. El medicamento no era barato, costaba $120 dólares. Si quieres saber más de los riesgos de la sibutramina haz click aquí.
Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×