A la hora de perder peso y luchar contra la obesidad es importante fijarse objetivos pero no tienen que ser los mismos para cada persona. Hay personas que necesitan fijarse objetivos realistas y que vean alcanzables para poder llegar a ellos. Sin embargo a otras personas eso no les sirve y necesitan proponerse grandes retos y objetivos ambiciosos. Sea cual sea tu caso es importante que te plantees qué quieres conseguir, para cuándo y cómo lo vas a hacer.

Hola Tania, gusto saludarte, muy buenos los trucos sicologicos sobre todo eso de reducir el tamaño de los platos, pero Tania, se buenita y dime como llegar a pesar 70 kilos de peso .cuando mi estatura es de 1.78cmy peso 66 kilos, tengo 67 años y desde los 18 años e pesado practicamente lo mismo, kilos mas kilos menos, sere tu agradecido un beso jose david chile. PD todo para verme mas atractivo gracias.
Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.
En caso de que tu problema no sea ni la obesidad ni el sobrepeso, tal vez no sean candidato para ingerir pastillas adelgazantes. Si buscas perder pocos kilos para mantener una buena figura, puedes optar por los productos dietéticos a base de plantas naturales. Estos no causan adicción y puedes conseguirlo sin receta médica en tiendas en línea de buena reputación.
Hola Ángela, tener una talla 40 o una talla 42 no es indicativo de sobrepeso. Deberíamos valorar otros factores como tu IMC y tu composición corporal. Entiendo la preocupación de tu madre. Quizá si la convences para que hable con nosotros por teléfono sería más fácil, así verá que trabajamos con dietas saludables y que adelgazar no es sinónimo de desarrollar un trastorno de la conducta alimentaria. Un saludo.
A continuación te he preparado una dieta de ejemplo que te puede valer como referencia. No he puesto cantidades concretas de alimentos porque dependiendo de tu altura, tu peso actual y tu actividad física, estas pueden variar. También he incluido un espacio a la derecha donde apuntar la lista de la compra. Puedes imprimir esta imagen y pegarla en tu frigorífico para que te sirva de guía. Recuerda que las formas de cocinado son muy importantes y procura no usar más de dos cucharadas de aceite en cada comida si eres una persona por encima de los 40 años y sedentaria.
Comer demasiado poco (anorexia) o comer mucho solo para vomitarlo (bulimia) son dos trastornos de la conducta alimentaria. A algunas personas les cuesta mucho controlar lo que comen. Pueden comer toneladas de comida y sentir que no pueden parar de comer (trastorno alimentario compulsivo o trastorno por atracón). Los trastornos de la conducta alimentaria son nocivos para la salud de la persona. Las personas que padecen este tipo de trastornos necesitan tratamiento médico (y psicológico) inmediato.
La dieta de la papaya es fácil de implementar, esta es una de las frutas más saludables que puedes existir, además de que cuenta con un color muy llamativo y un exquisito sabor bastante dulce. Y en su interior podrás encontrar una grandiosa pulpa compuesta por papaína, el cual es excelente dado a los diversos beneficios que aporta a la salud del organismo, además, como si fuese poco, la dieta de la papaya también es muy efectiva cuando se trata de adelgazar.
“Lo que hicimos fue mezclar ejercicio de baja intensidad y más tiempo de duración con ejercicios de alta intensidad y menos tiempo. Esto en una proporción de 80% y 20% del tiempo. En 12 semanas, de las 64 mujeres obesas que participaron en el estudio, aquellas que tuvieron ejercicio polarizado perdieron 4 kilos de peso, mientras que el grupo que realizó ejercicio a baja intensidad bajó dos kilos y el de intervalos, solo 500 gramos. De esta pérdida, las del primer grupo perdieron tres kilos de grasa, mientras que el segundo eliminó 1,5 de grasa y el último solo uno.
Un buen ritmo de pérdida de peso es de alrededor de 0,5kg por semana, lo que serian 2kg al mes y en unos 5 meses habrás logrado perder los 10kg. Así que no te plantees “seguir una dieta”, si no cambiar tus hábitos para siempre, de esta forma no solo conseguirás perder peso si no que además lograrás mantenerlo. Plantearte seguir una dieta para adelgazar 10kg en un mes además de no se realista, ten por seguro que afectará a tu salud y que obtendrás un efecto rebote en los siguientes meses que afectarán a tu capacidad futura de mantener un peso sano.
Por ejemplo: piensa en lo bueno que un vaso helado de agua fría te hace sentir en un día muy caluroso cuando no has bebido nada durante horas. de repente, la sensación se asocia con un placer emocional intenso, que desaparece poco a poco. Eso se llama habituación y que conduce a una disminución de la respuesta de la dopamina que hace que el beber este vaso helado de agua que imaginaste, sea menos placentero.
Hay muchas dietas y productos disponibles, pero se oyen tantas cosas que es difícil saber qué creer. La información que aquí le ofrecemos le puede ayudar. Esta hoja informativa habla de algunos de los mitos y verdades sobre la pérdida de peso, la nutrición y la actividad física. Esta información le puede ayudar a que haga cambios saludables en su vida diaria.
El picar no es que sea conveniente, sino que es una buenísima estrategia para mantener nuestra glucemia controlada y por tanto regular nuestro apetito. El problema aparece cuando ese picoteo es aleatorio e improvisado, al igual que debemos organizar nuestros desayunos y comidas principales, debemos llevar un cierto control de las alternativas de picoteo sano que están a nuestro alcance para poder incluir entre horas. En principio los alimentos que más nos interesan son aquellos alimentos que nos aporten una pequeña cantidad de azúcar que se absorba de forma lo más lenta posible, que venga asociado a una importante cantidad de fibra para estimular la saciedad y siempre acompañado con una cantidad significativa de agua. Nuestra sugerencia para un picoteo saludable: fruta, lácteos desnatados, cantidades controladas de frutos secos, pequeños bocadillos y sándwich de pan integral pueden ser muy buenas alternativas.
Si necesitas perder peso, seguir una dieta no es la solución (al menos la única). No te plantees cuidarte unos meses, tomar medicamentos, suplementos nutricionales o sustitutivos de comida para perder peso. Acude a un nutricionista que trate tu caso de forma personalizada, que te enseñe a comer, comprar y cocinar sano. En definitiva, que mejore tus hábitos.
Consejo: Sólo porque usted está tratando de perder peso, no quiere decir que no pueda comer sus alimentos preferidos. Lo importante es que tenga un plan de alimentación saludable y si un día come algo que engorda mucho, es decir, que tenga muchas calorías, trate de comer menos el resto del día o al día siguiente. Para esto es bueno fijarse en el número total de calorías que come y reducir el tamaño de sus porciones. Encuentre cómo limitar las calorías en sus alimentos preferidos. Por ejemplo, usted puede hornear algunos alimentos en lugar de freírlos o puede usar leche baja en grasa en lugar de crema. No se olvide de llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.
Sí, falta una sustancia: el agua. Recuerda que beber dos litros de agua cada día es un gesto de lo más adecuado. Y es que también puede ayudarte a perder peso. Además el agua puede hacer que evites comidas innecesarias. Los expertos aseguran que hay dos tipos de hambre: la física (que sólo se solventa comiendo) y la psicológica (producto muchas veces del estrés o la ansiedad. Esta última la puedes solucionar sencillamente bebiendo un vaso de agua. Ese gesto te llevará además unos minutos que te permitirán pensar dos veces si realmente necesitas esa comida.

Los nutricionistas avisan que este 80/20 no es más que una política "de mínimos". Esto es: si quieres comer un 100 por cien de ensaladas, verduras y frutas dejando de lado en tu  dieta todo lo demás la dieta será evidentemente más efectiva pero muchos son conscientes de que los seres humanos tenemos en general poca fuerza de voluntad para superar retos relacionados con la alimentación.

Las pastillas de Orlistat te ayudarán a cumplir tu deseo bajar de peso en poco tiempo. Pero seguro te preguntas, ¿Realmente funciona? Claro que sí, ya que su principal objetivo es interferir en la digestión, absorbiendo las grasas del proceso y luego las expulsa. Orlistat es conocida y consumida mundialmente debido a sus excelentes propiedades adelgazantes que se consiguen en poco tiempo.
×