Cuando se acerca abril llega de la mano el bombardeo publicitario de la operación bikini. En esas primeras semanas de la primavera sufrimos la avalancha de anuncios, comentarios y reportajes sobre productos quemagrasa y dietas milagro. Tenga cuidado y no se deje engañar: ponerse en forma estando sano puede ser un ejercicio fácil, pero cuando hablamos de importantes pérdidas de peso, hay que contar con supervisión médica.

La sibutramina actúa disminuyendo el hambre y haciendo con que la sensación de saciedad llegue más rápido al cerebro, ayudando a controlar la cantidad de comida ingerida. De esta forma, este medicamento puede ser usado como primer tratamiento en personas con obesidad. Cabe acotar que en algunos países de América Latina su uso ha sido restringido, debido a sus efectos secundarios. 
×