El término de este régimen se refiere a aquellas personas que basan su alimentación en una dieta vegetariana pero que de manera ocasional, y que por las razones que sea, consumen algunos productos de origen animal como mariscos, pescados o aves. Algunos pensarán que entonces todo el mundo entra dentro de este concepto, pero no es así. Su alimentación esta basada en una dieta verde y el consumo de origen animal es ocasional o excepcional.Lo que lo define es la frecuencia en este tipo de ingesta de alimentos.


En la década de los 40 años en la mujer aparece la menopausia y los problemas derivados del cambio hormonal que supone. En función del estado de cada fémina, tendrá que llevar a cabo un cambio nutricional, incorporando el calcio a su dieta. “Las mujeres con osteopenia no asimilan bien el calcio porque no tienen suficiente vitamina D3. Esta vitamina, además de estar presente en algunos alimentos, se encuentra en el sol. Por eso se recomienda hacer ejercicio al aire libre. Si no es posible, hay que empezar a tomar suplementos de vitamina D”, resume Isidro.
El ejercicio físico no es imprescindible para conseguir bajar peso, pero es altamente recomendable. Hacer ejercicio físico te ayuda a bajar peso más fácilmente y a sentirte mejor, es un empujón extra para introducirte en el círculo virtuoso. Además, al bajar peso a la vez que se hace deporte, se consigue mejorar el tono muscular que ayuda a combatir la flacidez y en definitiva, a mejorar la salud.
Sin importar lo que diga el artículo de una revista, ¡no es posible adelgazar solo un área! Cuando el cuerpo quema grasa, la toma de todo el cuerpo, aunque solo se hagan abdominales. ¡Ninguna cantidad de abdominales eliminará esa barriga si no haces también ejercicio aeróbico y dieta! El abdomen de lavadero no resulta por hacer millones de abdominales, sino por tener niveles bajos de grasa corporal. Así que, si ese es tu objetivo, asegúrate de hacer mucho ejercicio aeróbico, además de tu rutina de abdominales.
Los productos con calorías vacías son aquellos que aportan energía pero no nutrientes. Es decir, que aunque los tomamos no sustituyen una comida o alimento necesario por su contenido nutricional. El ejemplo más claro son las bebidas alcohólicas, aportan 7 kcal de cada gramo de alcohol pero no vitaminas, minerales, fibra, proteínas, etc. Otros alimentos que podríamos considerar dentro de este grupo son los refrescos, que a pesar de tener azúcar que nos nutre, son bebidas no saludables, totalmente prescindibles y con un elevado contenido calórico.
Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×