Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]

Para desayunar deberías tomar fruta y te recomiendo una porción de pan de cereales con un par de lonchas de pollo/pavo y un café solo o si no te gusta con algo de sacarina. A media mañana es el momento de tomar otra pieza de fruta, para comer no olvides incluir verduras y carne o pescado, ambos blancos, y toma pasta o arroz al menos 3 veces a la semana. Para merendar te recomiendo que tomes frutos secos. En la cena te recomiendo otro plato de verdura. Sazona la verdura con aceite y vinagre no con mayonesa. Y aquí ya entra tu imaginación para buscar una dieta variada que te guste teniendo estos alimentos como base. No tomes pasta, arroz o pan por la tarde y noche, evita tomar alcohol y alimentos o bebidas con una gran cantidad de azucar.
El segundo alimento son las frutas y las verduras. Es cierto aquello que tantas veces se repite y que dice que es necesario ingerir al menos cinco piezas de fruta y porciones de verdura al día. No sólo nos permitirá perder peso, también contribuirá a la mejora o el mantenimiento de nuestra Salud. O lo que es lo mismo, ayuda a prevenir enfermedades. Cada una de las comidas del día debe ir acompañada por frutas y verduras. De cualquier tipo y color. Puede combinar fruta con los cereales matutinos, ensalada con la comida o cena  y piezas sueltas para la merienda.
Después de estudiar a más de 20.000 personas durante las últimas dos décadas en el proyecto SUN (Seguimiento de la Universidad de Navarra), el doctor Miguel Ángel Martínez González, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Navarra, que ha trabajado con Walter Willet, asesor de Barack y Michelle Obama en Harvard desde junio de 2017, y es uno de los creadores y directores de Predimed, el mayor estudio científico hecho nunca en Europa sobre nutrición y uno de los más importantes llevados a cabo en el mundo (un proyecto financiado y avalado por la Universidad de Harvard, el gobierno de EEUU y el Instituto de Salud Carlos III) nos cuenta por qué debemos seguir una dieta mediterránea para controlar nuestro peso, adelgazar y perder peso y por qué nuestro estilo de vida es mucho más importante que nuestra genética según sus estudios "de cada 100 personas que han sufrido un infarto, sólo cinco tenían una predisposición directa en sus genes" y nos asegura que "la dieta y el estilo de vida tienen el poder de contrarrestar el efecto de los genes más perversos".
Deja las bebidas azucaradas. Bebe jugos bajos en calorías 100% de fruta natural, agua mineral o agua pura, en lugar de bebidas gaseosas, bebidas energéticas, cafés con saborizantes y martinis. Reducir las calorías con sustitutos puede ser mucho más fácil de lo que crees. Por ejemplo: un café con leche por la mañana puede contener 500 calorías. Dado que ½ kg (1 libra) de grasa corporal (que se suba o se pierda) equivale aproximadamente a 3500 calorías, si sustituyes esa rica bebida por café negro, puedes perder ½ kg (1 libra) a la semana.[16]
El correcto funcionamiento del oído es esencial para que un niño pueda comunicarse.... Ver másEl correcto funcionamiento del oído es esencial para que un niño pueda comunicarse. La observación atenta y una buena información te ayudarán a reconocer si el bebé tiene trastornos de audición para remediarlo cuanto antes. Cómo reconocer la sordera en el bebé Ocultar

Cada organismo funciona de una manera distinta, por lo que los efectos de las pastillas para adelgazar no son los mismos en todas las personas. Sin embargo, la mayoría experimenta una pérdida súbita de peso y, ni bien obtienen los resultados, dejan de tomarlas y siguen con su estilo de vida. Esto, a la larga, genera cambios drásticos en nuestro cuerpo, como subir de peso tan rápido como lo perdimos.
Algunos remedios naturales como el té verde, el chitosán y las bayas de goji son excelentes para favorecer la pérdida de peso. También existen medicamentos de farmacia como el Saxenda y el Orlistat, siendo importante que el medicamento sea indicado por un médico, ya que el tipo de medicamento y la dosis dependerán de las necesidades individuales de la persona. 
×