Pon una cazuela en el fuego con 2 cucharas soperas de aceite y un ajo picado. Una vez esté el ajo pochado, añade un puerro cortado a trocitos y deja que se cocine unos minutos. Echa una patata troceada a dados y 7 espárragos blancos en conserva cortados por la mitad. Añade una pizca de sal, el agua de los espárragos y un poco de agua hasta cubrir las verduras. Deja que cocine a fuego medio y una vez esté la patata tierna, tritura hasta que quede una textura fina.

El profesional sanitario con la formación adecuada para ayudarte a perder 10 kg es sin duda el diplomado o graduado en nutrición humana y dietética. Ponte en manos de un profesional cualificado. No hagas la dieta de la vecina y la de la revista. Tampoco es la más adecuada la fotocopia del médico o la enfermera. Lo que necesitas es una dieta personalizada elaborada por alguien que te escucha, te comprende y te acompaña durante todo el proceso de adelgazamiento.


Cuando se está durante un proceso de pérdida de peso es posible que el médico o el nutricionista indique, además de la alimentación saludable y de la practica de actividad física, la ingesta de algún medicamento o remedio natural que ayude a acelerar el metabolismo, quemar la grasa acumulada, inhibir la absorción de grasa en el intestino, disminuir el apetito, controlar la ansiedad o para combatir la retención de líquidos en el organismo. 
×